¡Yiihaa!

Llegaron las tarjetas nuevas y estoy contento con el resultado. He elegido PVC y un acabado escarchado, con mi nombre y la dirección de Internet transparentes. Digamos que si la tarjeta está contra un fondo blanco tienes que esforzarte en distinguir el texto pero bueno, ese era un efecto buscado.

Las tarjetas han sido encargadas a Pinkograf, una imprenta italiana con talleres en Eslovenia. Ha sido muy fácil trabajar con ellos.